Mi?rcoles, 17 de diciembre de 2008
III



el silencio de mi carne es un peso antiguo

puedo perdonarme invertebrado
sostener incluso
una informe abundancia
de saliva en la cabeza

alguien comerá mi carne mojada?

la herida bebe de los años su
corrosión sintética
su flojera roja y decaída pero

ella
ama

del blanco hilo recorrido en los intentos
ama mi sueño

yo odio la pesadez de mi carne al
cerrar los ojos


como un recodo imaginable
colgado de un trapo viejo
sin vestido




de "los jardines de yeso"




Publicado por emilianomartinez @ 16:40
 | Enviar