Viernes, 13 de julio de 2007
/
el silencio de mi carne es un peso antiguo

puedo perdonarme invertebrado
sostener incluso
una informe abundancia de saliva sobre
la cabeza

alguien comer? mi carne mojada?

la herida ya bebe de los a?os su
corrosi?n sint?tica
su flojera roja y deca?da pero ella
ama

del blanco hilo recorrido en los intentos
ama mi sue?o

yo odio la pesadez de mi carne al
cerrar los ojos
como un recodo imaginable
colgado de un trapo viejo
sin vestido

Publicado por emilianomartinez @ 19:40
 | Enviar
/
a?n es m?s f?cil
soportar el viejo camuflaje que
otra herida

devolver al aire lento
su deuda de hambre vencido
y perder
a un ojo por d?a
los trozos cerrados del camino




de enfermos calamares en su tinta

Publicado por emilianomartinez @ 19:39
 | Enviar
/
hay incesante
donde muero cada d?a
una esencia de abreviar
una fugaz manera
de volverme humano o
solvente

las formas de arte persuasivo
desti?endo los billetes sus
viejos rostros

y mis dedos como
enfermos calamares en su tinta




de enfermos calamares en su tinta

Publicado por emilianomartinez @ 19:37
 | Enviar
/
dentro de la mano
la se?a blanca imp?dica
la maniobra del sexo verbal

intenta hurgar en mi llaga
una parte del cuerpo abierto

el otro
su trozo de carne el?stica:
c?sar

observa la poes?a
es in?til porque ense?a a mentir

la mano es poes?a porque es
un conjunto palpitante de
mentiras

la mano
in?til y exquisita
como un epiquerema vencido




de enfermos calamares en su tinta

Publicado por emilianomartinez @ 19:34
 | Enviar